Avianca somete a sus trabajadores a sobrecarga laboral

El pasado 18 de septiembre un grupo de cerca de 80 trabajadores de ldiferentes áreas de operaciones terrestres expresaron por todos nosotros la inconformidad que sentimos porque no aguantamos más las insoportables condiciones a las que estamos siendo sometidos. En la P30 exigimos ante los directivos soluciones. Los reclamos son justísimos: las quincenas son miserables y en ellas no se ven reflejados correctamente los recargos nocturnos y los dominicales y festivos; hay una agobiante sobrecarga de trabajo, hasta el extremo de que uno o dos operarios tenemos que atender vuelos con cientos de maletas y en imagen también se hace la labor con la mitad del personal necesario; se nos presiona para trabajar hasta el agotamiento dañando nuestra salud; los turnos no nos dejan tiempo suficiente para el descanso y menos para el estudio; se presentan abusos continuos con requisas e inspecciones en los lockers practicadas por el personal de seguridad de ALTO y SECURITAS; existen unas injustificables desigualdades en los salarios y bonificaciones entre el personal que viene de Servicopava y los temporales; a éstos compañeros se les viene aplicando la prueba del polígrafo cuyo resultado se ha utilizado como argumento para el despido de decenas de ellos que no se reemplazan en su totalidad recargando aún más la labor a los que quedan; son inadmisibles también las irregularidades en el manejo de los problemas de salud de los operarios enfermos a quiénes no se les respetan las recomendaciones médicas y se les exige la presentación de un documento reservado como lo es la historia clínica para validarles las incapacidades, violando así su derecho a la intimidad, y de remate, se nos está negando el derecho que tenemos a las vacaciones.

Los trabajadores de la operación en tierra son vitales para el servicio del transporte aéreo

Rechazamos el arbitrario despido del presidente de SINTRASAI Alexander Constain

El 19 de julio pasado el presidente de SINTRASAI, Alexander Constain, fue notificado de la terminación de su contrato de trabajo por una supuesta “justa causa”. La decisión se tomó después de un proceso disciplinario en el que se le acusó de haber provocado un reporte de irregularidad a la Aerocivil el 4 de febrero de este año. El despido sólo se hará efectivo si la empresa logra levantarle el fuero sindical del que goza, para lo cual tiene que  demostrar ante un juez la supuesta “justa causa”. El sindicato tiene claro que se trata de un montaje, para el cual se tomaron seis meses, violando el principio de la inmediatez, que obliga al empleador a actuar prontamente después de detectada una falta, de tal manera que no quede ninguna duda de cuál es el origen de la sanción, pues de lo contrario, se supone que esta “tiene motivación distinta”, según lo ha establecido la Corte Suprema de Justicia. Y en este caso, sí que la tiene, pues Avianca-SAI están castigando en Constain el haber encabezado la creación del sindicato en diciembre de 2017 y la presentación y negociación de un pliego de peticiones a comienzos de este año. La conducta vengativa del señor Efromovich es la misma que adoptó contra los pilotos que se atrevieron a irse a la huelga para reclamar sus derechos. 

Equipaje rezagado

Avianca es especialista en desinformar. Ahora resulta que el caos en su operación aérea se debe al mal tiempo, cuando los trabajadores sabemos que es por el mal clima laboral creado por la empresa a raíz de las decisiones tomadas en los últimos meses contra todo el personal que le sirve, desde los pilotos hasta los operarios en tierra. A los reclamos por mejores condiciones de trabajo de todos ellos el señor Efromovich les respondió con el atropello y la humillación, con el único fin de destruir sus organizaciones y sentar el precedente de que quien aspire a la más mínima reivindicación será víctima de su despotismo, para lo cual cuenta con todo el apoyo de los tres poderes del Estado de los oligarcas. Pero si la intención era acallar la inconformidad, lo que consiguieron fue agigantarla.

avianca

El pasado 31 de octubre la Ministra del Trabajo, Griselda Restrepo, anunció complacida que la entidad a su cargo y Avianca habían firmado un acuerdo de formalización laboral que Beneficiaba a más de 4.000 trabajadores, pero no pudo ocultar que 500 personas no habían aceptado la contratación propuesta. La noticia es totalmente truculenta y mentirosa como lo es la formalización misma. La realidad es que el acuerdo firmado incluyó 4.030 personas, de las cuales 500 no aceptaron los términos de los contratos. Son dos cosas completamente diferentes. La historia del cacareado acuerdo encierra otra verdad que debe ser conocida por todos los trabajadores colombianos: que la formalización que promueve el Ministerio del Trabajo les permite a las empresas encubrir despidos masivos y reestructuraciones para reducir costos laborales, quitarse de encima multas e investigaciones, deshacerse del personal enfermo, y de remate, destruir los sindicatos. Todo esto fue lo que puso al descubierto lo vivido en Avianca en el último año.

rechazo carta firmasLas organizaciones sindicales que representamos a los trabajadores vinculados a Avianca ilegalmente mediante Servicopava, rechazamos categóricamente una carta abierta redactada por la compañía con la que se recogieron firmas entre los trabajadores pretendiendo con ello quitarle legitimidad a la justa y valerosa huelga adelantada por los pilotos contra la política laboral de la aerolínea, caracterizada por conductas antisindicales, discriminatorias y que atentan contra los más elementales derechos consagrados en las leyes. Avianca es lo que es por el esfuerzo de sus trabajadores, desde las tripulaciones hasta los más humildes operarios que realizan la asistencia en tierra. Por ello rechazamos la mentirosa campaña que pretende mostrar que cualquier reivindicación que planteen los sindicatos va a acabar con la empresa.