mantenimiento

El pasado 27 de diciembre, la Ministra del Trabajo, Clara López,  anunció oficialmente en una rueda de prensa la firma de un acuerdo de formalización laboral entre la Unidad de Investigaciones Especiales del Ministerio y la empresa Avianca, mediante el cual, a partir del 1° de enero de 2017, se vincularán de manera directa a la aerolínea 887 técnicos que venían laborando a través de la cooperativa de trabajo asociado Clave Integral. Se anunció, además, que en febrero del próximo año continúa el proceso con la vinculación directa de 3.000 trabajadores más. De inmediato solicitamos copia del acuerdo y encontramos que allí no aparece el reconocimiento de la antigüedad a esos compañeros, que los contratos que se les hicieron fueron a un año, y que, a cambio, se le suspendieron a la aerolínea las investigaciones administrativas que por prácticas de intermediación ilegal le venían adelantando en ese Ministerio, en particular las que se han estado impulsando a través de ANTSA. En una reunión sostenida entre representantes de nuestra organización y funcionarios del Mintrabajo, estos nos afirmaron que la fase siguiente será con Servicopava, para lo cual se buscará la conformación de una mesa tripartita entre el Ministerio, Avianca-Servicopava y los sindicatos.

Señor

HERNÁN RINCÓN LEMA
PRESIDENTE DE AVIANCA S.A.

Cordial saludo.

Los pasados 27 y 28 de noviembre el dirigente nacional de Sinditra, Bernardo Lozano, se presentó en el Aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, en Palmira, y en varias reuniones con los trabajadores planteó que directivos de su sindicato habían hablado con altos funcionarios de la aerolínea los cuales les manifestaron que a partir del próximo año Avianca no contratará más personal mediante Cooperativas de Trabajo Asociado; que el contrato de Avianca con Servicopava sólo va hasta el mes de marzo del año entrante; que la compañía va a formalizar 1.500 empleos, pero que sólo serán contratados de manera directa quienes se encuentren afiliados a Sinditra y que ANTSA, el sindicato que representamos, desaparecerá. Después de hacer estas afirmaciones llamó a que los trabajadores vinculados a la empresa mediante Servicopava se afiliaran a Sinditra y repartió las hojas de afiliación. Frente a estos hechos no hubo pronunciamiento alguno de la gerencia de Avianca en el aeropuerto.

Entre los compañeros que han sufrido accidentes de trabajo o adelantan procesos de calificación de origen o de pérdida de capacidad laboral, existe la justificada sensación de que el paso de La Equidad a AXA Colpatria ha sido para empeorar un servicio que ya era terriblemente malo. Hay que partir de que de las ARL no se puede esperar nada bueno. Son aseguradoras, es decir, empresas que ganan dinero negando lo que ellos llaman el siniestro, que en este caso es el accidente de trabajo o el origen de la enfermedad como laboral.

La falta de personal operativo en las bases está creando serios problemas de sobrecarga laboral. En el Bonilla Aragón de Palmira, por ejemplo, a los compañeros se los obliga a doblarse de turno y ya no se les permite ni siquiera el descanso para tomar sus alimentos, los cuales tienen que consumir en los puestos de trabajo, fuera de las incomodidades que eso conlleva, es tiempo que no les pagan. La empresa aprovecha el temor entre la gente que cree que negarse a hacer horas extra le pueda significar la pérdida del puesto. Además la empresa presiona quitándole el servicio de ruta a los que no aceptan quedarse. Algunos trabajadores, sin embargo, han tomado la decisión de negarse a continuar laborando después de terminado su turno y el sindicato debe llamar a que se siga ese ejemplo para que esa negativa sea general.

j turizo

El pasado 10 de noviembre fue despedido el compañero Jorge Turizo, vicepresidente de la Junta Directiva Nacional de ANTSA. Jorge se opuso siempre de forma valiente al régimen laboral impuesto por Avianca y Servicopava. Por su rechazo a las ilegales y abusivas requisas corporales del personal de seguridad, en el mes de mayo se le llamó a un proceso disciplinario, ante el cual el sindicato respondió con una denuncia penal, y debido a ello, varios funcionarios del Departamento Jurídico y otros de IASG fueron llamados a responder ante la Fiscalía. Ahora, por la inoperancia judicial, quienes juegan el papel de verdugos de los trabajadores decidieron cobrar venganza.

Este es el último episodio, y el más grave, de una cadena de arbitrariedades contra nuestra organización sindical.